Brasil vive saqueos y destrozos tras huelga general en todo el país

[VIDEO] Brasil: los trabajadores se preparan para un paro histórico

Brasil prepara huelga general contra políticas de presidente Temer

El gobierno brasileño calificó como un "fracaso" el alcance de la huelga general convocada para este viernes por nueve centrales sindicales contra la política económica y las reformas que lleva adelante el presidente Michel Temer.

Uno de los principales argumentos de la movilización es la reforma laboral, que según el Gobierno ayudará a generar empleo flexibilizando la legislación, pero que para los sindicatos y partidos opositores servirá para que aumente la precariedad y se recorten derechos históricos de los trabajadores.

Temer condenó los incidentes en un breve comunicado divulgado al final de la jornada en el que reafirmó su voluntad de seguir adelante con las reformas planteadas por su Gobierno, origen de la protesta convocada por los sindicatos.

La Policía dispersa a manifestantes en Río de Janeiro.

En Brasilia se movilizó el Ejército para garantizar la seguridad del Palacio del Planalto, donde se encuentra el despacho del presidente Michel Temer.

La policía disparó gas lacrimógeno para despejar calles bloqueadas con barricadas hechas por los manifestantes. "Queremos la apertura de una negociación para que podamos avanzar de forma democrático", manifestó el presidente de Fora Sindical, Paulo Pereira da Silva, en rueda de prensa.

Horas antes, la mayor parte de los trenes suburbanos y las líneas del metro dejaron de operar en Sao Paulo durante lo más álgido del tránsito matutino, y todos los autobuses permanecieron estacionados.

La huelga, en protesta por cambios propuestos a las leyes laborales y de jubilación, paralizó el transporte en buena parte del país, mientras manifestantes bloquearon calles y chocaron con la policía, en su mayoría en San Pablo.

La agenda de reformas de Temer fue repudiada el mismo día en el cual el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge, oficial) divulgó que el índice de desocupación subió hasta el 13,7% en el primer trimestre, lo que afecta a 14,2 millones de personas, 3,1 millones más comparado con el mismo período del año pasado.

Sao Paulo, por ejemplo amaneció sin transporte.

En respuesta, el Ministerio Público (Fiscalía) del Trabajo enfatizó "la legitimidad de los intereses que se pretenden defender por medio de la anunciada huelga general, como movimiento justo y adecuado de resistencia de los trabajadores". "Esas organizaciones (los miles de sindicatos de Brasil) existen porque se alimentan de un recurso que no corresponde a sus esfuerzos", aseguró el ministro de Justicia, Osmar Serraglio.

Latest News