Falla el lanzamiento de misil de Corea del Norte

Trump Macri y las primeras damas ayer en la Casa Blanca

Trump Macri y las primeras damas ayer en la Casa Blanca

'Un fracaso ahora en momentos de actuar ante el tema de seguridad más desafiante del mundo podría generar consecuencias catastróficas', advirtió Tillerson, quien pidió recrudecer las sanciones aplicadas a la RPDC por más de una década y amenazó con castigar a los que las incumplan.

"Corea del Norte no respetó los deseos de China ni de su muy respetado presidente (Xi Jinping) cuando lanzó hoy, aunque sin éxito, un misil".

El secretario de Estado Rex Tillerson confía en que la presión que Pekín ejerce sobre el programa nuclear y armamentista de Pionyang pueda detener su desarrollo.

29 de abril de 2017, 10:27Naciones Unidas, 29 abr (PL) La sesión de este viernes en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en la península coreana ratificó la vigencia de las posturas encontradas entre Estados Unidos, que apela a la amenaza, y China y Rusia, que llaman al diálogo.

"Como hemos dicho antes, todas las opciones para responder a la provocación deben permanecer en la mesa", dijo Tillerson en una reunión de alto nivel del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los ensayos nucleares de Corea del Norte.

Misiles KN-08, uno de los modelos que dispone el régimen de Kim Jong-un, durante el desfile militar realizado hace dos semanas en Pyongyang. "¡Mal!", dijo Trump en un mensaje.

Las fuerzas norcoreanas realizan lanzamientos de prueba de manera rutinaria con una variedad de misiles balísticos. En respuesta, el canciller chino Wang Yi respondió a los llamados de Tillerson, advirtiendo de los riesgos de acciones militares como represalia al programa armamentístico de Pyongyang.

"Nosotros debemos hacer nuestra parte, pero China representa el 90% del intercambio comercial norcoreano; China tiene una influencia económica sobre Pyongyang única y su papel es particularmente importante", afirmó el diplomático estadounidense. Wang también alabó la necesidad de la "desnuclearización de la península y la conservación del régimen internacional de no proliferación nuclear" para "evitar el caos" en la región.

Como en el gobierno de Obama, el equipo de Donald Trump cuenta con China para hacer entrar en razón a su aliado norcoreano.

El presidente estadounidense reiteró la noche del jueves su preferencia por una solución negociada, subrayando el riesgo de una confrontación militar. "No estamos buscando un cambio de régimen ni tampoco su colapso", ha afirmado.

Corea del Norte ha advertido de que está ultimando el desarrollo de un misil balístico intercontinental (ICBM) con capacidad de alcanzar Estados Unidos, aunque los expertos se muestran escépticos con que su capacidades estén tan avanzadas.

Washington había advertido sobre medidas más duras contra este país.

Latest News