Casa Blanca opta por guardar silencio ante tuit de Trump

"James Comey así puede torcer para que no haya 'registros' de nuestras conversaciones antes de empezar a hacer las revelaciones de los medios de comunicación", señaló Donald Trump en una serie de tweets publicados esta mañana.

Los demócratas acusaron rápidamente a Trump de haber echado a Comey porque la investigación lo comprometía cada vez más y lo compararon con Richard Nixon, quien hasta esta semana era el único presidente del país en despedir a un funcionario a cargo de una pesquisa vinculada con la Casa Blanca.

En la carta en la que Trump notificó el despido inmediato a Comey, el mandatario añadió un extraño párrafo en el que agradecía a Comey confirmarle "en tres ocasiones" distintas que no estaba bajo investigación en el caso de la posible coordinación de la campaña del republicano y representantes del Kremlin que lidera el FBI.

Sarah Huckabee Sanders, portavoz de la Casa Blanca, dijo al diario que la versión del ex-director de no es un "relato preciso" de lo que sucedió en dicho comedor y que el Presidente de los estados UNIDOS nunca le exigiría la "lealtad personal", pero sí la lealtad al pueblo y a la patria. Comey se negó a hacer esa promesa, pero le dijo a Trump que podía contar con su honestidad, agregó el Times. "A continuación, amenazó: "¿Quizá lo mejor sería cancelar todas las ruedas de prensa en el futuro y difundir nuestras respuestas por escrito, en aras de la precisión?".

De acuerdo con Trump, por ser un "presidente muy activo" con muchas cosas ocurriendo simultáneamente, "no es posible" para su equipo mantener la precisión en sus declaraciones. En una entrevista con NBC News, Trump dijo el jueves que Comey lo había tranquilizado en una cena y en dos conversaciones telefónicas.

Trump despidió este martes a Comey alegando su supuesto mal manejo de la investigación contra Hillary Clinton por el uso de cuentas privadas de correo electrónico cuando era secretaria de Estado para comunicaciones con información confidencial. Cuando todo Washington hablaba de que la verdadera intención de Trump había sido deshacerse del funcionario que podría complicarlo por el "Rusia-gate", sus voceros y ministros salieron a rechazar esa versión varias veces.

Rosenstein es también la persona responsable de supervisar la investigación del Departamento de Justicia sobre la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones de 2016, después de que Sessions se inhibiera del caso tras descubrirse que se había reunido con oficiales rusos durante la campaña electoral y había ocultado dichos encuentros. En cualquier artículo de eju.tv, cualquiera puede reportar a Facebook el comentario que le resulte desagradable marcándolo en el menú de la derecha.

Latest News