Exjefe del FBI, fanfarrón y arrogante: Donald Trump

El funcionario testificó en lugar de Comey, a quien Trump despidió abruptamente, decisión que sorprendió a Washington.

Trump destituyó a Comey el martes y dijo luego que "no hacía un buen trabajo".

Aunque, en ese sentido, Comey le estaba beneficiando, Trump siguió atacándolo, y en agosto lo acusó de haber "salvado a Hillary Clinton de hacer frente a la justicia por sus acciones ilegales".

"Si Rusia hizo algo, quiero saber eso", indicó el multimillonario, antes de volver a insistir en que su campaña no se coordinó con Moscú.

McCabe no quiso decir si alguna vez escuchó al exdirector del servicio James Comey decir que Donald Trump no era objeto de una investigación sobre una supuesta colusión entre Rusia y la campaña presidencial de Trump en 2016.

En su momento, Kisliak fue protagonista de un gran escándalo en Estados Unidos cuando el asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn tuvo que dimitir del cargo tras admitir que mintió sobre la reunión que mantuvo con el embajador ruso antes de que la administración de Donald Trump asumiera el poder.

Tres funcionarios estadounidenses dijeron que Comey había pedido hace poco al subsecretario más personal para ayudar con el caso de Rusia. Los demócratas intensificaron sus acusaciones de que el despido de Comey busca socavar la investigación del FBI y exigieron una indagación independiente.

Respecto a las informaciones que apuntaron esta semana que Comey había solicitado más recursos para la investigación sobre Rusia, McCabe aseguró que cree "firmemente en que la investigación" está "financiada adecuadamente" y no tiene constancia de que se solicitaran dichos fondos.

Su opinión de Comey cambió radicalmente once días antes de las elecciones, cuando el director del FBI reveló que había reabierto la investigación sobre Clinton para examinar más correos electrónicos.

"Iba a despedir a Comey independientemente de la recomendación -dijo el presidente-".

El relato sobre la destitución fulminante de Comey por decisión del mandatario se ha llenado hoy de contradicciones, después de que el propio multimillonario afirmara en una entrevista con la cadena NBC que ya había decidido sobre el futuro de Comey antes de recibir recomendación alguna por parte del Departamento de Justicia.

En una misiva de despedida que circulaba entre amigos y compañeros, Comey dijo que no tenía previsto regodearse en la decisión de despedirle ni en "la forma en la que se ejecutó".

La Casa Blanca y el Departamento de Justicia entrevistaban a varios candidatos para dirigir el FBI de forma temporal mientras Trump escoge a un sustituto permanente.

Latest News