Victoria conservadora y derrota de May en elecciones británicas

"Si el Partido Conservador ha ganado la mayor cantidad de escaños y votos, le corresponderá asegurar esa estabilidad", afirmó.

El Partido Conservador de la primera ministra Theresa May perdió la mayoría absoluta en las elecciones legislativas anticipadas celebradas el jueves en Gran Bretaña, según resultados oficiales anunciados este viernes.

Durante la noche electoral, en un discurso en el que aceptó la renovación de su escaño por la circunscripción de Maidenhead, en el sur de Inglaterra, May ya sugirió la posibilidad de intentar gobernar a pesar de no contar con mayoría absoluta. Anexados a los 318 de los conservadores, sumarían 328, la mitad de la cámara más dos diputados.

May convocó elecciones hace siete semanas esperando ganar una gran victoria, pero en su lugar perdió el liderazgo del que disfrutaba al principio de una campaña propensa a errores, que se centró en gran parte en su visión de un Reino Unido post-Brexit fuera del mercado único de la Unión Europea.

En una declaración ante la residencia de Downing Street, May confirmó esta decisión tras pedirle a la reina Isabel II el permiso para formar un Ejecutivo en minoría, con el apoyo táctico de los diputados del DUP, después de perder la mayoría absoluta que su formación ostentaba desde 2015.

May se vio desafiante, insistiendo en que el país necesita la estabilidad y los conservadores ofrecerán dicha estabilidad.

May lamentó la suerte de los candidatos tories que han perdido sus escaños -un total de doce- y que "no se lo merecían".

La creciente popularidad de Corbyn ha tomado por sorpresa a May, especialmente porque el líder laborista ha conseguido la intención de voto de los jóvenes, quienes, incluso, popularizaron el lema "hagamos de junio el fin de May", un juego de palabras referente al apellido de la Primera Ministra, que significa mayo.

Uno de los grandes artífices del "brexit", el antiguo líder del eurófobo Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, también mostró hoy su "verdadera preocupación" por los resultados electorales, que han dejado al partido sin representantes en la Cámara de los Comunes y pueden "suavizar" el "brexit".

"Pongámonos a trabajar", dijo May, citada por la cadena BBC.

El jefe de la diplomacia de la canciller Angela Merkel confió en que ahora se forme "pronto" un gobierno con el que se puedan entablar "negociaciones serias" y que permitan "mantener al Reino Unido tan cerca como sea posible de la Unión Europea". Las condiciones en las cuales se llevará a cabo todo esto están por verse, pero sin duda diferirán mucho de los ambiciosos planes originales de Theresa May.

Aunque partía con una amplia ventaja en las encuestas de casi 20 puntos, durante la campaña electoral el Partido Laborista de Jeremy Corbyn experimentó un imparable ascenso al amparo de sus promesas de proteger las políticas sociales y con una excelente campaña.

Sin embargo, los especialistas consideran que la funcionaria se colocó en una situación de alto riesgo, dado que su estrategia no solo no reportó los resultados esperados, sino que terminó por fortalecer al Partido Laborista, dirigido por Jeremy Corbyn. Ahora está igual que antes, pero sin el control del parlamento Británico y dependiente de otras fuerzas políticas para formar gobierno.

Latest News