Donald Trump "promete" no molestar a los 'dreamers'

Jairo Barba en su graduación de la universidad junto a sus padres y hermanos

Jairo Barba en su graduación de la universidad junto a sus padres y hermanos

La medida es un cambio de la Administración respecto a la retórica antiinmigrantes empleada por Trump en la campaña, y es probable que cause decepción entre los partidarios más vehementes del Presidente, que consideran DACA como una amnistía ilegal otorgada por Obama.

"La preservación de DACA es un homenaje a la fuerza del movimiento de los dreamers y un reconocimiento, al menos en parte, por el Departamento de Seguridad Nacional que no debe dirigirse a los inmigrantes indocumentados que tienen fuertes lazos con sus comunidades y han respetado la ley", señaló David Leopold, abogado de inmigrantes, a The New York Times.

Fue anoche que dio a conocer el presidente la continuidad para el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

A pesar de ello, la decisión de la administración Trump de ampliar el programa original de DACA de 2012, que tiene lugar al cumplirse el quinto aniversario de DACA, complació a los defensores de migrantes. El programa no les da estatus de residencia, pero los protege temporalmente de la deportación y les permite trabajar legalmente.

El motivo para poner fin a esta práctica reside en el hecho de que, según Kelly, "no hay una senda creíble en el futuro para litigar la política ordenada actualmente", en el sentido de que la medida fue anunciada por Obama pero nunca entró en vigor porque fue rechazada por 26 Estados y luego fue bloqueada en la corte federal.

El gobierno de Trump revocó formalmente el jueves el programa creado por su predecesor que protegía de la deportación a los inmigrantes que fueran padres de ciudadanos estadounidenses o de residentes legales.

Los republicanos denunciaron el plan como una "amnistía clandestina" y arguyeron que Obama sobrepasó su autoridad al proteger a un tipo específico de inmigrantes que vive ilegalmente en Estados Unidos.

Según rescata un reporte de The Associated Press, citado por El Nuevo Herald, hasta el 31 de marzo, alrededor de 787,000 jóvenes inmigrantes han sido admitidos por el programa DACA, de acuerdo con datos gubernamentales.

Ambos programas requerían que los participantes cumplieran con ciertas condiciones, como la de no tener antecedentes penales.

Donald Trump ha adoptado una línea dura con la inmigración indocumentada desde que llegó al poder en enero pasado.

Latest News